vie, 28 nov

Actualizacion07:38:23 PM GMT

"Hoy se espera lo mismo de las madres que hace cien años"

E-mail Imprimir

Lejos de la dicotomí­a occidental de mala madre o buena madre, interpelando en cambio a la madre como una mujer real, Diana Guelar y Andrea Jáuregui escribieron Perfectamente imperfectas, un libro que desmonta mitos de la maternidad y sus expectativas, pero también una suerte de GPS por zonas sin cartografiar de las relaciones con los hijos para salir de una vez de esa trampa "de la madre ideal".

Perfectamente imperfectas (Planeta) aparece con la premisa de que "hay madres de todo tipo: las que se pasan horas en la cocina y las que encargan una pizza; las que trabajan fuera y las que lo hacen dentro de casa; las que abrigan a sus hijos para que no se enfrí­en y las que los desabrigan para que desarrollen sus propias defensas", escriben las autoras.

"El libro -señalan- tiene como objetivo que las mujeres dejemos de medirnos con ideales absurdos que nos hacen sentir incompetentes, culpables y llenas de dudas sino aceptarnos como seres imperfectos. La flexibilidad y la tolerancia nos ayudarán a salir de un terreno conocido para encontrar nuestro propio estilo de madres".

Para eso desmontan mitos, repasan las transformaciones temporales del concepto de madres, explican la generación de problemas, despejan sentimientos de culpa, aconsejan sobre la comunicación preventiva, describen distintos tipos de madres y familias, y desarrollan mapas de ruta de consulta rápida con preguntas útiles, estrategias de entendimiento y problemas frecuentes. 

Guelar, psicóloga y codirectora del Centro de Atención y Prevención de Jóvenes y Adolescentes La Casita, vio durante muchos años la culpa que genera en los padres los trastornos -en su mayoría alimenticios- de sus hijos; este fue uno de los disparadores para ahondar, con lenguaje coloquial, sobre ese círculo vicioso de culpa y compensación, un doble mensaje en el que muchas mamás caen.

"Las madres se sienten muy culpables por los síntomas de sus hijos y la idea es modificar ese sentimiento y transformarlo en recursos para ayudarlos a que mejoren, tomando como premisa que la culpa es una emoción que paraliza. En este momento, las mujeres sienten mucha presión y se espera de las madres lo mismo que se esperaba hace cien años, pero nuestro rol cambió mucho", remarca Guelar en diálogo con Télam. 

Y si bien las modificaciones en la arena pública y laboral mutaron, aún existe "un rol muy idealizado" sobre la expectativa de ser madres, una vara muy alta que produce "frustración y dificultades para resolver problemas", explica.
Es justamente el mito de "la madre absolutamente incondicional" el primero que derriban las autoras: "Nadie puede ser abnegada siempre, estar continuamente de buen humor o tener todas las respuestas a los problemas o las dudas de los hijos. La única salida a esta trampa es que aceptemos nuestra imperfección con naturalidad".

Otro gran muro que cae en el libro es el del llamado "instinto maternal que le viene dado a todas las mujeres", según Guelar éste "no está probado científicamente, es cierto que hay hormonas que juegan un papel, pero no son determinantes y no todas sienten necesidad de tener hijos, sino que es una construcción cultural. La consecuencia es la aceptación de que cada madre es única y, por ello, existen miles de opciones posibles para ser buenas madres y no sólo una, como nos quieren hacer creer. El ser madre no te define como persona". 

Este libro, por momentos divertido, pretende "transmitir que las madres son seres humanos con sus necesidades, recursos y limitaciones; hay tantos estilos de madres como de mujeres y lo importante es poder conocerse a una misma para saber qué se puede, qué no y con qué recursos contamos", dice Guelar. 

Las claves entonces son "flexibilizarse; autopensarse sin que todo el tiempo sea una crítica sino reflexionando en qué puedo hacer mejor, qué no puedo hacer, qué puedo hacer distinto y que la única manera es aceptarse; y tratar de ver que las expectativas que vienen acompañadas de la palabra madre son mitos que no coinciden generalmente con la realidad. La realidad es que cada una es un ser humano y, además, es mamá".

Malas notas, palabras displicentes, horarios nocturnos de regreso a casa, los “ponete a estudiar” y la queja universal de “cuando les conviene, me tratan como si fuera mayor. Cuando no les conviene, me tratan como si fuera un bebé” son algunas de las cuestiones del territorio de la adolescencia que explora este libro. 

Las autoras destejen esos hilos que conducen a que los problemas se hagan bolas de nieve y a los dramas domésticos devengan en escenarios crónicos: "Intentamos responder sobre esto y proporcionar herramientas para evitar conductas repetitivas que crean círculos viciosos difíciles de salir", indican. 

"La buena noticia es que los problemas se pueden resolver y el mecanismo es relativamente sencillo: si la solución que aplicamos no funciona, hay que cambiar de manera de actuar y evitar distorsiones", auguran en su libro. 

Para ello hay que evitar comportamientos como "negar el problema, culpar a los demás, tener expectativas exageradas, creer que un contratiempo es un desastre o no darle importancia, prestar mayor atención a lo negativo que a lo positivo, pensar que la única opinión válida es la nuestra, dar por hecho determinadas ideas sobre los chicos, querer resolverles la vida siempre, dramatizar, sermonear, controlarlo todo, comparar", enumeran. 

"La relación de desaciertos que tenemos los padres con nuestros hijos es amplia, pero detectarlos y tratarlos con humor y una visión alternativa son las mejores armas para erradicarlos", concluyen las autoras del libro que no plantea una modalidad de madre, sino preguntas para reflexionar acerca de quién es una y escapar de una vez de la trampa de la culpa. 


Murió China Zorrilla

E-mail Imprimir

La actriz y directora uruguaya tenía 92 años y el domingo pasado había sido internada por problemas respiratorios en la Asociación Española, de Montevideo. Fue un icono de la actuación tanto en su país como en Argentina, donde comenzó a trabajar en la década del '70. El Gobierno decretó dos días de duelo nacional.

Su nombre completo era Concepción Matilde Zorrilla de San Martín Muñoz, había nacido en la capital uruguaya el 14 de marzo de 1922 y descendía de una familia patricia: su abuelo, Juan Zorrilla de San Martín es el autor de "Tabaré" y su padre, José Luis, esculpió los monumentos a Julio Argentino Roca y a José Artigas, en Buenos Aires.

Se crió en París, donde su padre era discípulo y amigo del escultor francés Antoine Bourdelle, en cuyo taller concibió la estructura del Monumento al Gaucho, que luego se emplazó en un importante cruce de la avenida 18 de Julio, en Montevideo.

Debutó como actriz a los 21 años en "La anunciación a Mar¡a", de Paul Claudel, con el grupo Ars Pulcra, de la Asociación de Estudiantes Católicos. Fue becada a Londres por el British Council en 1947 y estudió en la Real Academia de Arte Dramático, en la que estuvo bajo la batuta de la actriz griega Katina Paxinou.

Trabajó en Argentina desde 1971, convocada por Lautaro Murúa para el papel de doña Natividad en "Un guapo del 900". Su figura comenzó a crecer a través de obras como "Una familia feliz", "La Celestina", "Bodas de sangre", "Tres hombres y una mujer", "Sueño de una noche de verano" y "Romeo y Julieta".

Fundó el Teatro de la Ciudad de Montevideo, junto a Larreta y Enrique Guarnero, un elenco con notables actores para textos importantes. En el interín fue profesora de francés y representó "Canciones para mirar", de María Elena Walsh, junto a su compatriota Carlos Perciavalle.

Filmó más de 40 películas, entre las que se puede nombrar "Heroína", "Señora de nadie", "Pubis angelical", "Pobre mariposa", "Las venganzas de Beto Sánchez", "La tregua" y "Tres de corazones". La lista sigue con la esencial "Esperando la carroza", de Alejandro Doria, "La peste", "La nave de los locos", "Besos en la frente", "Conversaciones con mamá" y "Elsa & Fred", entre muchos otros filmes. Se despidió de la actuación al cumplir 90 años con "Las d'enfrente", en teatro.

Murió China Zorrilla

Muere Gustavo Cerati tras pasar cuatro años en coma

E-mail Imprimir

El cantante argentino Gustavo Cerati, de 55 años, murió este jueves 4 de septiembre, tras pasar cuatro años en coma después de sufrir un accidente cerebrovascular en mayo de 2010, y será velado en la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires, de acuerdo con reportes de medios.

Mario Pergolini confirmó la triste noticia a través de una comunicación privada que tuvo con Benito, el hijo del músico.

Apenas este 1 de septiembre se cumplieron cinco años de la edición del disco Fuerza Natural, de acuerdo con publicaciones en sus redes sociales. Este disco fue “premonitorio”, dijo el año pasado su mamá, Lilian Clark, cuando se cumplieron tres años de la hospitalización del artista.

Muere Gustavo Cerati tras pasar cuatro años en coma

Hoy se celebra el Día de la Radiodifusión argentina

E-mail Imprimir
Un 27 de agosto de 1920 la Sociedad Radio Argentina, por boca de Enrique Telémaco Susini, efectuó en Buenos Aires la primera transmisión radiofónica realizada en el país, con la difusión de Parsifal de Richard Wagner.

Dicha transmisión, es considerada, por muchos, como la primera emisión de radio programada de la historia, ya que todas las emisiones anteriores tenían un carácter experimental.

Los autores de la hazaña técnica y artística fueron el médico Enrique Susini, junto con sus amigos, los estudiantes Miguel Mujica, César Guerrico y Luis Romero Carranza, todos entusiastas radioexperimentadores fascinados por los últimos descubrimientos e inventos sobre las ondas hertzianas.


Con un pequeño micrófono, un transmisor de escasa potencia y las antenas en los techos del teatro Coliseo de la ciudad de Buenos Aires lograron el objetivo, que fue difundir la obra "Parsifal", de Richard Wagner.

Así se puso en marcha Radio Argentina, para nosotros la primera emisora del mundo, que marcó el punto de partida para la radiodifusión de nuestro país.

Hoy se celebra el Día de la Radiodifusión argentina

Barenboim brilló en el Colón con su talento a prueba de todo

E-mail Imprimir

En su segunda presentación porteña al mando de la orquesta formada por músicos árabes e israelíes que él mismo fundó en 1999, el maestro se presentó en el Teatro Colón interpretando fragmentos de la ópera "Tristán e Isolda", de Richard Wagner.

Hay dos cosas en Barenboim que se encuentran al margen de cualquier discusión: su talento fuera de serie y el hecho de ser un hombre que nunca le escapa a la polémica.

Anoche, durante la segunda presentación de su "Festival de Música y Reflexión", el pianista argentino confirmó que no en vano es considerado por los críticos más prestigiosos del planeta como una de las mejores batutas del mundo.

Al mismo tiempo, como pasa con los grandes genios que exceden el ámbito exclusivo de la disciplina en la que se destacan, el brillo de Barenboim opaca todo los rastros incómodos que acompañan la estela de sus movimientos.

Ese pareciera ser el truco: no importa lo que haga o diga abajo del escenario, porque desde los conservadores más recalcitrantes hasta los puritanos de izquierda, todos se rendirán ante él, nomás comienza a mover sus muñecas para indicar los primeros compases de la obra que va a interpretar.

En este caso, a poca gente le importó que el Teatro Colón incluyera en su calendario 2014 de conciertos a los que se debe acceder sí o sí con alguno de los abonos de Temporada, `versiones reducidas` -eufemismo utilizado para no tener que decir `fragmentos`- de una ópera interpretada por una orquesta extranjera que, por decir un número, no se encuentra entre las 20 más importantes del mundo, hablando en términos estrictamente musicales.

Sin embargo, las 3.000 personas que concurrieron anoche al Colón para presenciar el Acto II y parte del III de "Tristán e Isolda", aplaudieron a pie juntillas al director, a sus músicos, y al reparto que interpretó a Tristán (Peter Seiffert); Isolda (Waltraud Meier); Brangania (Ekaterina Gubanova); el Rey Marke (René Pape), y Melot (Gustavo López Manzitti).

La West-Eastern Divan Orchestra (WEDO) es una de las notables iniciativas impulsadas por la Fundación que Barenboim creó junto a su gran amigo, el fallecido intelectual palestino Edward Said.

Este proyecto, si bien le trajo más de un dolor de cabeza al director orquestal en la región de la que provienen los integrantes de la WEDO, le ha otorgado un sinfín de reconocimientos a nivel mundial por su apuesta a la concordia y la paz en Medio Oriente.

Es innegable que la presencia de Barenboim y su orquesta en el Teatro Colón es uno de los hechos artísticos más importantes del año, que se vuelve prácticamente imbatible con Martha Argerich compartiendo escenario en tres de las nueve galas anunciadas.

Sin embargo, un solo concierto gratuito al aire libre programado para un domingo a las 11 de la mañana parece recordar irónicamente aquella frase del comercial "Televicio" que Les Luthiers interpretaba en su obra "La tanda": "Cultura para todos en su horario habitual de las 3 de la mañana".

El precio de las localidades remanentes que quedaron disponibles por fuera de los abonos para las presentaciones en el Colón convierten en inaccesible al espectáculo de Barenboim para la gran mayoría de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires que mantienen con sus impuestos al coliseo porteño.

El reparto entre espectáculos gratuitos y pagos dispuesto por el Gobierno de la Ciudad para esta serie de conciertos contradice la lógica que debería tener un festival financiado casi íntegramente con fondos públicos: el Teatro Colón ya tiene asignado su presupuesto para este año, con lo cual no es cierto que sea necesario vender miles de entradas a precios exorbitantes para poder pagarle a Barenboim.

Si a esto le sumamos que el otro evento "libre y gratuito" que forma parte del "Festival de Música y Reflexión" es una charla entre Baremboim y el ex jefe de gobierno español Felipe González, el chiste de Les Luthiers deja de tener gracia, y es allí adonde vuelven a aparecer los rastros incómodos de la estela que el talento deberá evaporar arriba del escenario.

Barenboim brilló en el Colón con su talento a prueba de todo

Vida, muerte y resurrección de la ciudad sepultada por el Vesubio

E-mail Imprimir

El libro "Pompeya", de la historiadora española Mirella Romero Recio, vuelve sobre la ciudad romana sumergida en la lava del Vesubio en el año 49 d.C., redescubierta a partir de las excavaciones de 1748 que la dejaron a la vista de todos con sus construcciones y habitantes, justo en el momento de la detención definitiva de la vida en ese lugar.

Todavía a mediados del siglo XVIII la arqueología no tenía mucha experiencia con trabajos de tal magnitud, y aunque sobre la marcha se cometieron errores fue posible develar gran cantidad de datos sobre la ciudad.

"Contemplar las calles, las casas e incluso a sus habitantes inmortalizados como estatuas de yeso, entrar en sus tabernas y en sus templos, observar sus preferencias políticas escritas en sus paredes o recorrer sus murallas entre otras miles de experiencias (...)", apunta la autora en la introducción.

Y continúa: "Su descubrimiento ha inspirado a novelistas, poetas, pintores músicos o cineastas, y ha hecho correr no ríos, sino mares de tinta entre especialistas, diletantes y viajeros".

El libro, publicado por El Ateneo, que incluye fotografías en color, tiene una primera parte "dedicada a la reconstrucción de la historia de la ciudad basándose en el estudio de los datos recuperados por la arqueología".

Según la historiadora, este itinerario permite realizar "un recorrido diacrónico desde la génesis de Pompeya hasta su desaparición, así como un acercamiento a su vida cotidiana".

Aunque hay vestigios griegos en sus orígenes en el siglo I d.C. Pompeya era una ciudad romana que basaba buena parte de su economía en la actividad comercial.

"No era una de las ciudades más importantes del imperio, era una ciudad de provincias que se había integrado plenamente como los demás, en el aparato administrativo romano", resume la historiadora.

Y relata que por los textos literarios y la arqueología se sabe que "en las tierras que rodeaban la ciudad campana (se han detectado más de ciento cuarenta villas rústicas en el entorno y unas cuantas intramuros) se cultivaban cereales, verduras, hortalizas, legumbres, frutas, ajos y cebollas, además de vides y olivos".

El vino pompeyano era conocido en casi todo el imperio y se convirtió en el producto que más riqueza trajo a la ciudad, distribuido a través del puerto, mientras que otro producto famoso era el garum, una salsa fabricada con vísceras de pescado -la más consumida en la antigua Roma- que se fermentaba en grandes piletas con sal expuestas al sol durante unos dos meses.

Otros negocios lucrativos revelados por los restos arqueológicos fue el ejercido por banqueros y prestamistas, algunos se dedicaban al mercado inmobiliario, en especial al alquiler de apartamentos.

Todas las casas importantes estaban decoradas con mosaicos en el pavimento y frescos en las paredes, que describían en detalle la vida cotidiana de sus habitantes, tanto de los terratenientes o los esclavos.

Un dato curioso es la profusión de imágenes eróticas y figuras de falos a lo largo de la ciudad, donde había prostitución, pero no era tan importante como pensaron al principio los investigadores. 

En el foro había un mercado de abastos adonde los pompeyanos acudían a comprar carne y pescado, aparte de los vendedores ambulantes y los carros que arrastraban pesadas mercancías. Y en las calles había tiendas y talleres, tabernas y bares.

Estos apuntes, desarrollados con minuciosidad por Romero Recio,  ofrecen una visión certera de la ciudad, de cómo eran las casas y cómo vivían sus habitantes, cuáles eran sus dioses, en qué ocupaban sus horas de ocio, y la forma de hacer política en esos tiempos.

La segunda parte del libro está dirigida al impacto que produjo la noticia del descubrimiento de Pompeya en todo el mundo y el aceleramiento "del proceso de formalización de la arqueología como disciplina científica, así como el avance de los estudios sobre el mundo antiguo (especialmente en historia de Roma), pero también fue un revulsivo en otros ámbitos", señala Romero Recio.

Calificada como ciudad mitificada, ciudad destapada, ciudad muerta, ciudad sepultada, ciudad arruinada, fotografía de la antiguedad, ciudad entregada al sueño, entre otros múltiples calificativos, Pompeya es también la ciudad mítica, creada por la imaginación de aquellos que la visitaron o supieron de su existencia.

"Esa inspiración -considera la autora- ha sido en muchas ocasiones tan profunda que ha traspasado los límites de la realidad y de la propia historia. La Pompeya de la novela de Bulwer-Lytton -que popularizó a la ciudad en el mundo entero- fue muchísimo mejor conocida que la que estudió a fondo un arqueólogo como Fiorelli".

Mirella Romero Recio es profesora titular de Historia Antigua en la Universidad Carlos III de Madrid. Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad Complutense, donde se doctoró en 1999, ha ampliado sus estudios en distintos centros de investigación del Reino Unido, Francia e Italia. Es autora del libro "Historias antiguas. Libros sobre la antiguedad en la España del siglo XVIII".

"Desde que el mundo es mundo siempre ha habido desgracias y catástrofes, pero pocas que hayan cautivado a la humanidad como la sucedida en esa ciudad. No se me ocurre ninguna otra que haya suscitado tanto interés", escribió Goethe en su "Viaje a Italia", después de pasar por Pompeya.

Vida, muerte y resurrección de la ciudad sepultada por el Vesubio

Parodi: "Es un honor gestionar con la mirada del interior"

E-mail Imprimir

A poco más de tres meses de asumir como ministra de Cultura de la Nación, la primera mujer en la historia en ese cargo habló de sus objetivos al frente de la nueva cartera y de "salvaguardar a todo lo que ha crecido y se ha desarrollado en estos 10 años por las polí­ticas de Estado de este modelo, pero hacerlo mucho más concreto y potente".

Uno de los grandes sueños de Parodi y nave insignia del Ministerio es inaugurar en mayo de 2015 el Centro Cultural Néstor Kirchner en el emblemático Palacio de Correos y Telégrafos.

"Será el centro cultural más grande América Latina. Allí­­ convivirán las artes, hay lugares para exposiciones, está la `ballena azul` que tiene cerca de 1.900 localidades y una sala más pequeña para música de cámara. Ese lugar tiene que hacer visible esta Argentina federal", consideró.

También confirmó que llamará a concurso "antes de fin de año" para el nombramiento del nuevo titular en el Museo Nacional de Bellas Artes y anunció obras de remodelación en el primer piso.

Asimismo, en la sede actual del Ministerio -avenida Alvear 1690- habrá "otra dependencia" mientras que la administración central se mudará a un edificio en la calle Alsina.

Y entre las acciones venideras la ministra mencionó que va a "crear espacios, inventar otros, buscar la forma de canalizar toda esta realidad cultural; hacer más casas del Bicentenario en el interior y retomar el programa `Libros y Casas`", que entregaba durante la gestión de José Nun una biblioteca con 18 libros a las familias que recibían viviendas de los Programas Federales de Construcción de todo el paí­­s.

En cuanto al sector editorial, Parodi sostuvo que "las pequeñas editoriales tienen una enorme relación con el Estado Argentino. Me reuní­ con Horacio González apenas asumí­, quien revitalizó y puso en un lugar de acción a la Biblioteca Nacional, queremos recuperar el espacio de pensar el paí­­s en materia de libros".

La cantautora correntina de 66 años desembarcó en la sede central de la ex secretarí­­a de Cultura -antes encabezada por Jorge Coscia- para transformarla, ni más ni menos que en un ministerio. Una titánica tarea que absorbe gran parte de las gestiones, pero que es un desvelo de Parodi, consciente de la burocracia que muchas veces invade y retrasa los procesos en el Estado. 
"El afán es dejar un ministerio funcionando y esa es la tarea más importante, para que el que venga siga con naturalidad. Que sea más fácil y ágil la forma de mostrar la diversidad y riqueza cultural del paí­s", dijo a Télam.

"Lo que tiene que hacer el Ministerio es acompañar, incentivar más, y brindar capacitación para que la gente desarrolle su actividad, eso es parte de lo que vamos a hacer en cada lugar", agregó.

A Parodi se la nota entusiasmada con su labor, trabaja hasta altas horas de la noche y recibe constantemente a personas de todo el paí­s, hay "polí­­ticas fantásticas pero que mueren en la burocracia de la administración".

"Hay que cerrar lo que estaba con determinada forma y empezar lo nuevo, emprolijar, sistematizar el Ministerio, seguir sosteniendo la transparencia, pero fundamentalmente ser más ágil para dar una respuesta concreta al sector", dijo mientras tomaba un mate cocido.

Entre esas demandas está la "controvertida averiguación de antecedentes como parte de un expediente para contratar a un artista. Habí­­a una constante queja de los artistas de todos los niveles, y prácticamente era una tarea incumplible. Este clamor muy fuerte del sector logramos modificarlo y fue publicado en el boletí­­n, ahora sólo se tiene que hacer una vez", informó.

"Lo que más piden los sectores de la cultura -retomó- es visibilidad y que todo este enjambre de artistas sean reconocidos, que su trabajo sea respetado, que se pueda escuchar, ver, que haya espacios para mostrarlo".

Y si bien "este gobierno facilitó y dio respuestas concretas, ahora hay que profundizarlo y hacerlo más visible con un ministerio, porque el año que viene tendrá un mayor presupuesto", aseguró.

Sobre sus antecesores, la funcionaria destacó polí­­ticas heredadas de la era Coscia como el MICA (Mercado de Industrias Culturales Argentinas) que sigue llevando adelante Rodolfo Hamawi. "Son corredores naturales que existen y son fomentados por el ministerio, son espacios para seguir desarrollando".

De mayo hasta ahora se creó la secretarí­­a de Coordinación Estratégica de Pensamiento Nacional, a cargo de Ricardo Forster; cambiaron funcionarios y asumieron Verónica Fiorito -creadora del canal Paka Paka- como jefa de Gabinete; Rodolfo Garcí­a, ex músico de Almendra, en la Dirección de Artes; Sebastián Schonfeld encabezando la Secretarí­­a de Gestión Cultural; Graciela Cazamajou, en la Secretarí­­a de Coordinación y Control de Gestión y de forma interina Araceli Bellota -directora del Museo Histórico Nacional- estará al frente del Museo del Cabildo.

Acerca de la sede ministerial en la Villa 21, Parodi dijo que, si bien tiene reuniones, es "Emiliano Gareca, el subsecretario de Promoción de Derechos Culturales y de Participación Popular, quien está trabajando en el lugar­. Hay que estar ahí­, pero el ministerio debe funcionar donde está su administración".

Uno de los mayores objetivos de Parodi es "poner en relieve la  diversidad cultural, el ministerio tiene la obligación de visibilizar a los artistas de cada región, porque el Estado tiene que responder a quienes no pueden acceder a programaciones comerciales".

"La batalla de fondo es cultural, pensar la Argentina con vistas a los 200 años de la Independencia, vamos a sostener esta idea de mirar el paí­­s culturalmente. Al paí­s hay que pensarlo todo el tiempo y articular ese pensamiento con acciones", reflexionó.

Para Parodi, la tarea que asumió es "apasionante, estamos todos ilusionados y con un gran sueño de muchas generaciones. Es una decisión histórica crear este lugar", dijo quien se define como "una mujer del interior de la Argentina".

"Para mí­­, es un honor gestionar con esta mirada, poder trabajar para crear una herramienta que mire al interior, lo escuche y lo haga visible", concluyó.

TELAM

Parodi:

Distinguirán a Quino en el Congreso, por iniciativa de la senadora entrerriana Sigrid Kunath

E-mail Imprimir

Foto: #LAFOTO: El dibujante y guionista argentino Joaquín Salvador Lavado "Quino", creador de la tira #Mafalda fue galardonado este miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014. (Caricatura: FSMB Art)El Senado de la Nación entregará el próximo martes 27 la Mención de Honor “Senador Domingo Faustino Sarmiento” a Joaquín Lavado, Quino, a partir de una iniciativa de la senadora nacional Sigrid Kunath (FPV-Entre Ríos). “El homenaje a Quino obedece al deseo de reconocer a una personalidad de nuestra cultura, que a través de su arte, forma parte indiscutible del imaginario cultural argentino y que es admirado en el mundo entero, como lo vemos hoy con el importantísimo Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014”, expresó la senadora.
A su vez agregó que “desde que propusimos a principio de año la entrega de este premio a Quino, que es la máxima distinción que entrega el Senado de la Nación, y a lo largo de estos meses que venimos organizando el acto con los equipos de Cultura y de Eventos, solamente hemos tenido palabras de alegría y de apoyo. Esto da cuenta de que la obra de Quino es un punto de encuentro indiscutido de nuestra cultura”.

“Su personaje mas conocido por todos, Mafalda, cumple 50 años y es en este marco que queremos reconocerlo, porque ella, con su irreverencia, espontaneidad, inteligencia y valores fundamentales, ha interpelado a muchas generaciones y lo sigue haciendo hasta el día de hoy. Mafalda ha trascendido a la Argentina y se ha convertido en un ícono de la literatura latinoamericana, y con gran reconocimiento en todo el mundo, siendo traducida a 30 idiomas”.

El acto de entrega se realizará el martes 27 de mayo a las 18 en el salón Azul del Congreso de la Nación.

Cabe destacar que la Mención de Honor Senador Domingo Faustino Sarmiento está destinada a personas del quehacer cultural, deportivo, profesional y académico. Ya fue entregada a diversos exponentes de la cultura como Daniel Baremboim, Mariano Mores, Sandro y Mercedes Sosa, entre otros.

Distinguirán a Quino en el Congreso, por iniciativa de la senadora entrerriana Sigrid Kunath

Teresa Parodi asumió el Ministerio de Cultura

E-mail Imprimir

Click para AmpliarRodeada de militantes de organismos de derechos humanos y representantes de la cultura, la presidenta, Cristina Kirchner, tomó juramento a la cantautora, quien aseguró que al momento de asumir pensó en Mercedes Sosa porque ella "siempre soñó" con la creación de una cartera cultural.

"Imagino un ministerio de puertas abiertas, con las mismas políticas que ya están, más profundizadas para que sea más visible la maravillosa diversidad cultural que hay en la Argentina", recalcó la flamante funcionaria, minutos después de prestar juramento ante la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Salón Blanco de Casa Rosada.

"La creación del Ministerio de Cultura es una noticia extraordinaria, y estoy muy emocionada y honrada de que la Presidenta piense que yo puedo trabajar desde allí para seguir haciendo la gestión cultural que ya lleva este Gobierno y que vamos a seguir construyendo", dijo Parodi. En cuanto a los detalles de su designación, mencionó que "la señora Presidenta me llamó anoche y me dijo que asumía hoy: no me dio miedo porque formar parte de un Gabinete y un Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, al que adhiero desde el primer momento, me dio la seguridad y la certeza de que voy a poder trabajar en esta construcción colectiva".

"Es una responsabilidad inmensa y no veo la hora de empezar a trabajar", señaló la ministra y confesó que cuando juró pensó "en Mercedes Sosa, porque ella tendría que estar aquí".

El decreto de creación del flamante ministerio de Cultura, entre sus considerandos señala que "la experiencia acumulada demuestra la necesidad de continuar realizando políticas orientadas al desarrollo de aquellas áreas que tienen especial importancia en relación con la calidad de vida de los ciudadanos y con el objeto de dar respuesta a las demandas sociales".

El decreto agrega que "la trascendencia que la cultura representa como inductora del desarrollo y de la cohesión social, de su relevante papel ante la cuestión de la diversidad cultural y de la integración de comunidades minoritarias, así como en los procesos de igualdad de género y de las vinculaciones entre las comunidades urbanas y rurales".

En tanto, el Decreto 640/2014 -también difundido hoy en el Boletín- aceptó la renuncia a su cargo de secretario de Cultura al cineasta Jorge Coscia. El exsecretario explicó, en diálogo con radio Del Plata, que dio un paso al costado por pedido de la jefa de Estado, pero celebró como "un gran avance" la creación del Ministerio. Además, Coscia precisó que rechazó "por cuestiones personales" el "ofrecimiento de un cargo muy importante" fuera del país que le propuso la Presidenta.

Teresa Parodi asumió el Ministerio de Cultura

Murió Norma Pons: el adiós a la auténtica actriz argentina

E-mail Imprimir

Vedette, actriz, talentosa, ocurrente, auténtica. Así era Norma Delia Orizi, más conocida como Norma Pons . Nacida en 1943, rosarina y hermana de Mimí Pons, comenzó a actuar casi como un juego a los 14 años en radioteatros, después del colegio. Ya en Buenos Aires a donde había llegado junto a su hermana para probar suerte, se transformó en cabeza de espectáculos de revistas, allá por los 70. Tuvo participación en varios films nacionales y en la década del 80 llamó la atención por sus cualidades actorales, su gracia y su personalidad desinhibida.

Tan sólo un tiempo después, ese carisma la colocó naturalmente junto a capocómicos de la revista nacional como Pepe Marrone y Alfredo Barbieri, luego de lo cual encontró su lugar en el mundo: entró como la gran figura femenina del show de Antonio Gasalla, con quien convivió profesionalmente 17 años. Así quedó demostrado y sellado que sus dotes eran mucho más que un hermoso y extenso par de piernas y desplegó su faceta de actriz humorística en todo su esplendor.

Años más tarde se dio el gusto de patear el tablero, dejar de ser parte del programa de Gasalla y con nombre propio, volver a la calle Corrientes con un espectáculo donde compartía cartel con su hermana.

Su histrionismo llegó a programas con formatos muy distintos al humor como Los machos, Situación límite y Franco Buenaventura, el profe. En cine, se destacó en Sotto voce (1996). Sin embargo, su corazón siempre estuvo íntimamente ligado a las tablas. "Dicen que el que no hace teatro está muerto como actor", solía decir. Entre los más recordados trabajos de los últimos años se encuentra la obra teatral Las chicas del calendario que protagonizó en 2010 junto a Dora Baret, María Rosa Fugazot, Marta González, Linda Péretz y María Valenzuela.

Los premios que reconocieron su talento fueron el merecido Martín Fierro a la mejor actriz cómica de 1996 y dos nominaciones posteriores para el mismo premio. También obtuvo el premio Cóndor de Plata por actriz de reparto en Sotto voce. Asimismo, en el 2013, fue reconocida con el premio a la mejor actuación femenina de reparto en 8 mujeres con un premio Estrella de Mar.

Mucha mujer

Anunciaba como un mérito ser una de las únicas vedettes que no se había practicado ninguna cirugía estética. "Me costó mucho conseguir las arrugas que tengo y no me pesan", decía.

Hace poco, en un reportaje para Intrusos con Jorge Rial grabado sus declaraciones habían causado revuelo entre la audiencia y la comunidad artística que la admiraba. "Nací para ser amante y puta", le había confesado al conductor. Invitada para hablar de su personaje en Bernarda Alba, su primer clásico sobre las tablas en 50 años de carrera, sorprendió con desopilantes frases y revelaciones. "No tuve hijos porque mi pasión por mi vocación es tan grande que no quise arrastrarlos a ellos. ¿Hombres? existieron muchos en mi vida, pero nunca bajo el mismo techo, yo iba o él venía, pero después se iba a su casa. Y si digo nombres se cae la estantería porque son muy conocidos".

Ese día estallaron las redes sociales con comentarios acerca de la entrevista, en donde tanto público como artistas y gente del medio expresaba su amor y admiración por la gran figura, que con su particular manera de vivir sobre y debajo del escenario supo brillar en este mundo. Adiós a una grande.

Murió Norma Pons: el adiós a la auténtica actriz argentina

Despiden al gran Alfredo Alcón en el Salón de los Pasos Perdidos

E-mail Imprimir

Alfredo Alcón tendrá una gran despedida, de esas que un maestro se merece -aunque a él no le gustara que lo llamaran así. Sus restos serán velados en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación y a las 14, se abrirá al público la sala para que también pueda despedirse de este gran actor argentino.

Finalmente, mañana, serán enterrados sus restos en el panteón de actores del cementerio de la Chacarita. Pero antes el cortejo pasará por el teatro San Martín.

El reconocido actor murió hoy a los 84 años.

Despiden al gran Alfredo Alcón en el Salón de los Pasos Perdidos

Del puño a la palabra

E-mail Imprimir

La periodista Mariana Carbajal acaba de publicar el libro Maltratadas, violencia de género en las relaciones de pareja (Ed. Aguilar), donde responde a los mitos que encasillan a las víctimas en segmentos sociales y busca saber si hay tratamientos efectivos para los varones violentos. Recomienda siempre pedir ayuda, apunta a bajar el morbo de los medios de comunicación y pide mejorar las políticas públicas con un plan nacional contra la violencia de género.

 Por Luciana Peker

“En estos años escuché decenas de testimonios de víctimas que trataban de salir del laberinto de violencias en el que las había encerrado su pareja, o buscaban rehacer sus vidas, lejos del hombre del que alguna vez se habían enamorado, pero al lado del cual se habían desintegrado”, escribe Mariana Carbajal, al final de su libro Maltratadas, violencia de género en las relaciones de pareja. En su mente las historias se multiplican como en la voz del movimiento de mujeres sus notas se replican desde hace más de una década por su trabajo en Página/12. Aunque fue una historia cercana, la de una amiga, la de una mujer que parecía una víctima impensada, pero que vivía una historia de maltrato por parte de su pareja, que se animó –después de doce años– a compartirla con ella en un bar de Congreso y a pedirle ayuda a quien escribía para que otras mujeres se animaran a salir de la violencia. No hay dudas de que lo personal es político. Por eso, la amistad la interpeló sobre la necesidad de hilvanar las palabras, repensar las preguntas, reconstruir las respuestas, encontrar las piezas de rompecabezas que necesitan ser rearmados en un libro que estimule la conciencia sobre la violencia de género, anime a pedir ayuda y a reclamar claramente que la Justicia y los poderes ejecutivos cumplan con su obligación de generar más y mejores políticas públicas.

“Se necesita un plan nacional para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”, demanda. El libro eleva la dimensión del problema y la posibilidad de diversas soluciones, y ya fue propuesto por la diputada Diana Conti para que sea declarado de interés parlamentario por el Congreso Nacional.

Cada palabra del libro eleva sogas a mujeres y jóvenes que quieren salir de una trampa que alguna vez llamaron amor. Por ejemplo, fue el lunes 10 de marzo a presentar el libro al programa Una tarde cualquiera, de la Televisión Pública, y en el panel había una joven, de 17 años, de la Villa 31, que decidió contarle su historia, entre amigas que la abrazaban. “Estoy juntada desde hace cinco meses y estoy embarazada de cinco meses. Fueron los peores cinco meses de mi vida porque él me pega”, disparó al aire. No hubo asombro en la respuesta de Mariana, sino comprensión y multiplicidad de posibilidades de ayuda. “No se sale sola”, le dijo y las amigas la enredaron de brazos. Pero no fue el final de su decisión de hablar, porque a veces la necesidad de palabras brota como una forma de dimensionar el dolor. “Yo no hablaba por miedo y porque mi mamá tiene ocho hijos. Pero creo que si una persona te quiere no te tiene por qué levantar la mano”, dijo en una nueva página de un libro que ya está en la calle y se escribe con los ecos de la circulación de Maltratadas.

“Hay una enorme necesidad de hablar”, avizora Mariana Carbajal. Su voz, que ahora ronda por sí sola, se hizo cotidiana en el diario y a través de distintos programas de la televisión pública como Todavía es temprano o Con sentido público. Su reconocimiento es enorme. El 10 de abril le entregan el premio Personalidades y Organizaciones Argentinas Destacadas en la Promoción y Protección de los Derechos Humanos, otorgado por la Banca de la Mujer del Senado de la Nación. También ganó el Premio Nacional al Periodismo Responsable, el premio Lola Mora y el premio Dignidad, otorgado por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

Empezó a estudiar periodismo en la Universidad de Lomas de Zamora no bien salió del secundario, jugaba al hockey y buscaba en bicicleta la comparación de precios para notas sobre la inflación. Hoy tiene 44 años, está separada y en pareja, y tiene dos hijos. Pero hay una mujer en especial que signó su camino: Marisú Devoto, su madre. “Tuve la influencia de ver cómo mi mamá fue abriendo su propia cabeza y viviendo en la misma casa me fui empapando de sus inquietudes”, destaca. Marisú creó hace más de veinte años la Fundación Propuesta, que trabaja, a pulmón, con mujeres maltratadas por sus parejas a través de grupos de ayuda mutua en Temperley, Lanús y Remedios de Escalada, mudando su sede según los avatares de la financiación que se suele prometer pero que pocas veces llega. Una marca de familia es que, en una época, el teléfono de la fundación estaba en su propia casa. Ese ring llegó a oídos de todos. También de su papá, Jorge, que aprendió, sin ser un especialista, a dar la primera contención a las mujeres que llamaban de urgencia. Y de su hermana Cecilia, que jugaba al futbol, junto a Mónica Santino, con chicas de la Villa 31 para que puedan practicar un deporte y hablar en grupo contra la violencia en las relaciones de pareja.

Toda la historia personal es política y se traduce en lo periodístico. Vos contás que el relato de una amiga que sufría violencia de género te marcó profundamente...

–A mí me escribe mucha gente pidiéndome que me ocupe de su caso en el diario, pensando que a través de la publicación pueda ayudar, cuando no encuentran respuestas en la Justicia a sus casos de violencia o abuso sexual infantil. Yo siento el compromiso de ayudar. Ese es el lugar en donde me paro en el periodismo. Como en el caso de Lulu, la niña trans, que necesitaba conseguir un documento que por las vías legales la Justicia no le había permitido. Pero, finalmente, aunque una tenga la escucha atenta no dejan de ser uno o algunos encuentros. En cambio, en el caso de mi amiga, fue fuerte que ella, teniendo la posibilidad de plantearme su problemática, hubiera aguantado con un costo altísimo sobre su salud tanto maltrato durante doce años. Cuando una tiene una historia tan cercana te interpelás sobre todas las preguntas en las que creías que tenía todas las respuestas. Eso me generó esa historia. Volver a hacerme preguntas: ¿Por qué los hombres son violentos con la mujer que dicen que aman? ¿Por qué tratan mal a las mujeres en una comisaría? ¿Siempre es bueno denunciar? o ¿en qué circunstancias? ¿A todas las mujeres les puede pasar? o ¿tienen un perfil determinado? ¿Qué pasa en los noviazgos? ¿Por qué las mujeres si tienen síntomas no los identifican? ¿Por qué es tan difícil pedir ayuda?

¿Qué te generó tener, frente a frente, una historia de maltrato oculto tan cercana?

–Cuando me hacen la propuesta de escribir un libro, que es algo que implica mucho trabajo, la historia de mi amiga fue el motorcito para pensar que lo tenía que escribir. Su historia de mujer de clase media acomodada, exitosa laboralmente, sin problemas económicos, con una vida hacia el afuera idílica y de cuento que, en realidad, vivía situaciones de maltrato físico con el padre de sus hijos, me llegó profundamente. Nosotras, las amigas, veíamos que tenía ataques de pánico, dolores de cabeza, que estaba desmejorada y le preguntábamos y nos decía que no sabía qué le pasaba. Me impactó que a una persona tan cercana a mí, que sabía que yo la podría haber ayudado conteniéndola y diciéndole dónde poder ir, le hubiera costado tanto –por miedo, por vergüenza, porque sentía que ella lo había elegido y pensaba si se separaba más adelante sus hijos iban a sufrir menos y no sabía a dónde ir– iniciar el camino de separarse de un hombre violento. Esa historia tan cercana de una mujer instruida y exitosa me hizo pensar sobre tantos mitos instalados que hacen que las mujeres tarden años en pedir ayuda, y eso me convenció de que yo tenía que aportar este granito de arena para pensar el tema en toda su complejidad. Estoy convencida de que sola una no puede salir.

¿Cómo fue el proceso de construcción del libro?

–Lo terminé en diciembre, pero lo empecé a escribir hace muchos años con el trabajo cotidiano de abordar este tema a raíz de las notas del diario. Varias de las historias que se cuentan en primera persona las conocí por la cobertura periodística y me volví a vincular –con las víctimas o con sus familiares– ahora. La cuestión fue sistematizar el trabajo, la opinión de especialistas, mi propia reflexión. Eso lo hice en 2013 durante los fines de semana, cuando no tenía a mis hijos en casa, y en la semana, haciendo las entrevistas entre el trabajo del diario y del canal.

¿Por qué dividís el libro en mitos?

–Cada capítulo es un mito y creo que los mitos están tan instalados que desarmarlos es un paso fundamental para que la sociedad empiece a pensar este problema desde otro lugar. Son todas creencias que escuchamos muy asiduamente, como “eso sólo les pasa a las mujeres sumisas e ignorantes”, “no hay que meterse en la pareja” o “siempre hay que denunciar”.

¿Por qué decís que no en todos los casos hay que denunciar?

–Creo que no hay reglas, cada caso es único y hay que evaluar las circunstancias. A veces el camino en la Justicia es tan tortuoso y hostil que puede haber otras salidas. Hay que estar preparada para sostener esa denuncia. A veces en las comisarías son revictamizadas y en la Justicia no son escuchadas, y si no tienen una protección oportuna las mujeres pueden estar en riesgo. En el 16 por ciento de los casos de femicidio, según La Casa del Encuentro, las mujeres habían hecho denuncia y tenía una orden de exclusión o protección pero terminaron muertas. Mientras que el informe de la Defensoría General de la Nación muestra que una de cada tres mujeres que denuncia refirió que su agresor había incumplido las órdenes de prohibición de acercamiento y volvieron a ser agredidas. Por eso, no hay que pensar la denuncia como una salida mágica. Pero sí la mujer tiene que pedir ayuda, de eso no tengo dudas, en grupos de ayuda mutua, red de familia y amistades y asesoramiento psicológico para que la acompañen y la sostengan.

¿Cuáles son los obstáculos que pone la propia Justicia?

–El Observatorio de Violencia de Género (OVG) de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires analizó puntualmente el circuito institucional que deben recorrer las mujeres en el ámbito bonaerense cuando denuncian y piden medidas de protección en la Justicia. En el informe “Monitoreo de políticas públicas y violencia de género”, publicado a fines del 2013, se señalan los nudos críticos que deben sortear. En principio, la falta de información sobre la forma de acceder a instancias de protección. Pero, una vez que llegan a alguna de las sesenta y cuatro Comisarías de la Mujer y la Familia que hay en la provincia, se topan con otras trabas que dificultan la interposición de denuncias, como la falta de capacitación específica del personal y de protocolos de actuación con pautas claras y precisas. Además, la víctima debe ir personalmente al juzgado luego de haber denunciado, y muchas veces termina no concurriendo por el control que el agresor ejerce aún en ella y por temor a sufrir posibles represalias. También suele haber demoras en la aplicación de las medidas de protección de las víctimas. El monitoreo también revela demoras con las notificaciones a los agresores por parte de la fuerza policial. Como si todo esto fuera poco, el informe señala con preocupación el alto nivel de incumplimiento de las sanciones que estipula la Justicia a los maltratadores para proteger a la víctima. Otro punto advertido por la OVG es la absoluta desconexión entre las actuaciones del juzgado de familia o de paz y las del fuero penal. Se desconocen los antecedentes previos del caso o las desobediencias o sanciones por parte del victimario.

¿Cómo creés que se podría mejorar la protección a la víctima que denuncia?

–Creo que hay que pensar en respuestas integrales y articuladas. El botón antipánico en las jurisdicciones donde están funcionando es positivo, pero está en muy pocos lugares. El problema es que no hay un plan nacional contra la violencia de género, como debería existir según la ley 26.485. Esa es una deuda del Consejo Nacional de las Mujeres. No es sólo responsabilidad del gobierno nacional, sino también de los gobiernos provinciales y municipales. Faltan campañas de concientización permanentes, de difusión. Y hay deudas en la Justicia. Las mujeres tienen que ir al juzgado una y otra vez y no tienen dónde dejar a sus hijos o para pagar el colectivo.

¿Qué conclusión sacaste sobre los tratamientos para los hombres violentos?

–Hay cursos a los que la Justicia los manda como parte de la probation e intentan ser de sensibilización en la temática, pero no cambian conductas. Mientras que en los otros tratamientos que hay –aunque no estamos hablando de alguien enfermo, sino de alguien que tiene conductas violentas– el problema es que tienen gran deserción, y si los hombres no van durante un año es muy difícil que cambien sus conductas. Y está el gran debate sobre si hay que invertir cuando los recursos son escasos en grupos para varones, pero si decimos que no, ¿qué se hace?

¿Cuál fue tu sensación en la entrevista con un integrante de los grupos para hombres violentos?

–Cuando lo vi no podía imaginarme que fuese el mismo hombre que podía violentar a su esposa. Pero es lo que pasa siempre, más allá de su pareja, son encantadores y gentiles. Por eso las mujeres piensan que nadie les va a creer que el mismo que es amoroso y lava los platos les sacude la cabeza contra la pared.

¿Qué pasa con los medios de comunicación? ¿Siempre es bueno que se hable sobre violencia de género?

–Siempre es bueno que se visibilice la temática, pero a veces hay mucho morbo y se pone el eje en cómo fue ejecutada la mujer. Ese abordaje periodístico no contribuye a tomar conciencia. Si no damos la información de lugares a donde poder recurrir, si no hablamos del contexto o la matriz de estas situaciones, nos quedamos como si fuesen casos policiales y no lo son. Hay un estudio de una universidad española que afirma que si los medios dan información sobre prevención y políticas públicas disminuyen los casos. También en Argentina la red PAR, que yo integro, elaboró un decálogo para el tratamiento de estos casos.

¿Hablar de violencia de género no necesariamente generó más conciencia?

–Hay mujeres que recurren a los medios de comunicación o cuelgan en las redes sociales sus testimonios desgarradores o la imagen con el tabique roto y la cara golpeada. La televisión si tiene imágenes se ocupa de la temática desde el lugar del impacto visual. Yo soy partidaria de que se hable más, pero hay que poner el eje en no tratar estos hechos como aislados y con sensacionalismo. Hay que interpelar a los responsables de políticas públicas y a la Justicia.

¿Cómo fue tu experiencia en la televisión, un medio con mucha más llegada y donde es más difícil abstraerse de lo que hacen los demás canales?

–En la televisión pública tuve libertad para hablar de los derechos de las mujeres y la gente agradece que se salga del chimento y la pelea entre vedettes a la hora de la tarde. Sirve la difusión permanente, porque tal vez hay una mujer que está viendo y le hace un click. Un testimonio que me conmovió mucho es el de una joven, Luciana, de 19 años, que se va a vivir con su novio a Córdoba; él empieza humillándola y tirándole del pelo y le decía que, como no le pegaba todos los días, no era violento. Ella descubrió lo que le pasaba viendo un documental de Cosmopolitan y dijo: “Esa soy yo”. Por eso, un buen abordaje periodístico le puede salvar la vida a una mujer. Se habla cada vez más en los medios de comunicación y hay más conciencia. Se dice menos “crimen pasional” y más femicidio como un posicionamiento ideológico en relación con esta problemática, pero falta darle lugar a la necesidad de los jóvenes de hablar y explicar cómo se enmascara la violencia de género en el control a las chicas sobre su uso de las redes sociales, de la ropa o el aislamiento al que puede llevar una pareja.

¿Te gustaría que el libro se pueda leer en las escuelas?

–Me encantaría que fuera un material que pudiera servirles a los y las docentes para trabajar la temática entre adolescentes para la prevención de la violencia de género, sobre todo en los noviazgos. Aunque está previsto hablar en la Ley de Educación Sexual sobre los estereotipos de género, que son el caldo de cultivo para que los hombres consideren a las mujeres parte de sus posesiones (en los casos más extremos hasta el punto de matar a su pareja), no hay un tratamiento sistemático en las aulas. Hay experiencias por parte de docentes preocupados, pero cuesta que llegue a todas las aulas.

¿Crees que hay más violencia o se visibiliza más?

–Es muy difícil saber si hay más o menos porque no hay estudios. Pero las denuncias de violencia de género aumentan año a año y esto es un síntoma.

¿Cuál fue la conclusión que sacaste al poder repensar de cero la violencia de género en el libro?

–Es un tema muy complejo. Me costó ponerle un punto final. Si no era por la presión de la editorial hubiera seguido indagando, porque las respuestas no me terminan de satisfacer. Y me surge una gran pregunta: ¿Por qué cuesta que sea un tema prioritario en la agenda política cuando una va a cualquier barrio y vemos historias de mujeres que denunciaron y no tienen la respuesta indicada y cada treinta horas una mujer es asesinada? Es cierto que una no puede ver sólo el medio vaso vacío. Hay buena legislación, a través de la Corte Suprema de Justicia de la Nación se está trabajando en la Justicia, se está capacitando a la Policía Federal (¿pero qué pasa con las policías provinciales?), hay muy buenos contenidos educativos del Ministerio de Educación de la Nación pero no llegan a las aulas, hay buenos programas como “Las Víctimas contra las Violencias”, pero tiene alcance sólo en la Ciudad de Buenos Aires, aunque en Posadas y Resistencia se esté replicando. Falta un programa nacional que ponga la violencia de género como un tema social, de derechos humanos y de salud pública.

Maltratadas, con prólogo de Eva Giberti, se presenta el jueves 20 de marzo, en Libros del Pasaje, en Thames 1762 (Palermo), a las 19, con Diana Maffía y Gabriela Cabezón Cámara y el 12 de abril en San Nicolás y en Rosario, como inicio de un camino por distintos lugares del interior del país.

Más información: Línea 144 del Consejo Nacional de las Mujeres / Línea 137 del programa Las Víctimas contra las Violencias / Línea 0800-6666-8537 para mujeres víctimas de violencia doméstica y delitos sexuales de la Dirección de la Mujer del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires / 4370-6761 Oficina de Patrocinio Jurídico y Asistencia legal gratuita a víctimas de violencia de género de la Defensoría General de la Nación/ 0800-555-0137 Programa de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de Género de la Provincia de Buenos Aires.

Del puño a la palabra

Estado de situación de la trata de mujeres

E-mail Imprimir

Con "Se trata de nosotras", libro actualizado por el colectivo Las Juanas tras la sanción de la Ley 26.842, este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se vuelve a poner en cuestión su estado de derechos, en un presente donde siguen integrando el grupo más abultado de trata de personas (con fines sexuales), incluso mayor al de la explotación laboral.

La cuestionada celebración de un día mundial declarado especial para las mujeres "es necesaria -asegura a Télam Cecilia Merchán, editora de Las Juanas y prologuista de la reedición que publica Sudestada- porque 8 de marzo tienen que ser todos los días y eso todavía no ocurre".
 
"Nuestra lucha es diaria, ni flores ni bombones, el Día de la Mujer sigue instalando la idea de que todavía falta mucho en la lucha por el derecho a la igualdad", afirma la exlegisladora Merchán, promotora de los cambios en la ley que recién en 2008 tipificó el crimen de trata de personas como delito federal, permitiendo que se siguiera un caso de una provincia a otra.
 
Titular del Comité Ejecutivo para la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas, Merchán explica en el libro que "esa práctica es mucho más que un delito, porque condensa en sí misma todas las violaciones de los derechos de las mujeres, como a la intimidad, trabajo, salud, integridad, la libertad y la vida".
 
"Abordar la trata implica ingresar al macabro terreno del ser humano como mercancía, entrar en una industria que en muchos casos se encuentra más naturalizada que la conciencia por la integridad de la víctimas de este delito", resume sobre la envergadura de la práctica de la esclavitud en el siglo XXI y lo que implica culturalmente en torno a lo femenino.
 
La primera versión de "Se trata de nosotras" ganaba las calles tras la federalización de ese delito y cuando llegaba al final "Vidas robadas", la exitosa tira televisiva con que por primera vez se denunció masivamente esa práctica en el país, basada en el caso real del secuestro de Marita Verón en Argentina y la desamparada búsqueda emprendida por su madre, Susana Trimarco.
 
La nueva versión trae nuevos análisis y definiciones tamizados por la reforma de 2012 que eliminó la figura del consentimiento para mayores de edad, por la cual las víctimas de trata que tuvieran 18 años o más debían demostrar ante la Justicia no haber consentido estar privadas de su libertad y sometidas a maltrato y daño físico y psicológico.
 
Ese año también llegaba a su fin el juicio por el secuestro y desaparición de Marita Verón y se conocía el escandaloso fallo que absolvió a los 13 imputados y por eso, recuerda Nadia Fink, editora de Sudestada y Las Juanas, "decidimos profundizar en el caso argentino, logrando una edición acotada con todos los capítulos actualizados y uno nuevo a cargo de Mariana Torres Cárdenas sobre los daños psicológicos de una mujer `tratada`". El libro incluye entrevistas a miembros de la Fundación Marita Verón, debido a que la institución creada por Trimarco para rescatar víctimas de trata, "es hito y un referente en esta lucha", señala Fink.
 
"No sólo provocaron que se modifique una ley rápidamente, tienen logros menos conocidos pero muy valiosos como la creación de una una casa en Tucumán para contener a mujeres apenas rescatadas", indica sobre ese espacio de tránsito e integración que incluye a sus hijos -con jardín de infantes propio- porque muchas veces son sus propias familias las generadoras de la trata.
 
Entre esos logros cuentan, además, la obligación de proyectar un video sobre trata de personas a los conductores profesionales que renuevan el registro, con el objeto de modificar poco a poco prácticas culturales muy arraigadas del machismo, como visitar wiskerías al costado de las rutas, que detrás de su fachada tienen prostíbulos.
 
"La trata tiene varios propósitos -venta de órganos, matrimonios forzados...- pero este libro se encarga específicamente del segmento de niñas y mujeres explotado sexualmente con fines laborales porque es el mayor, el 70 por ciento a nivel mundial de este delito se comete contra ese grupo", retoma Merchán.
 
Y -aunque haga un siglo que los prostíbulos y el regenteo de la prostitución estén prohibidos pero sigan existiendo por estar naturalizados- "Argentina avanza seria y sostenidamente en esta lucha, como uno de los países más consultados sobre políticas públicas y legislativas sobre trata de personas, con más de cinco mil personas rescatadas desde 2008".
 
Las Juanas Editoras fue creada ese año de la mano de Madres de Plaza de Mayo y producto del colectivo Juana Azurduy, conformado por mujeres que en 2001 salieron a la calle a construir comedores, trueques, cooperativas e iniciativas -para abastecerse ellas y sus hijos- cuando entendieron que a esa lucha había que sumarle el conocer, hablar, construir y divulgar sus derechos.

Estado de situación de la trata de mujeres

Julio Cortázar, el escritor argentino más traducido en el mundo

E-mail Imprimir

Julio Cortázar, el escritor homenajeado en el Salón del Libro de París, que abre en diez días, es también el argentino más traducido en el mundo, según el Programa Sur (PROSUR) de apoyo a las traducciones creado en 2009 en Argentina y uno de los más exitosos de América, que también llega a Francia con conferencias y homenajes.

"El PROSUR no es un premio; subsidiamos lo que nos piden las editoriales con el compromiso de que lo van a editar y vender y hemos inundado el mundo de libros de autores argentinos. Desde 2009, hay 320 argentinos traducidos a 38 idiomas en 44 países. Es un rating altísimo", resumió en diálogo con Télam la directora de Asuntos Culturales de la Cancillería, Magdalena Faillace. 

Con el ojo puesto en el centenario del nacimiento de Cortázar y la popularidad que generó en el mundo editorial, este programa que depende de la Cancillería recibió en su última convocatoria 26 solicitudes para traducir al autor de "Rayuela" en lenguas como el serbio, el griego, el armenio y el macedonio, desbancando así a Jorge Luis Borges, que hasta hace poco ostentaba ese primer lugar.
 
Pero también, la atracción de que Argentina haya sido el país elegido por los parisinos para honrar en su prestigioso Salón hizo que el idioma francés se convirtiera "en el segundo más solicitado", detrás del italiano, como explicó a Télam, Diego Lorenzo, responsable de PROSUR. 
 
"Desde el año pasado, los editores franceses se volcaron al país invitado para empezar a negociar derechos. Esto indica un efecto positivo en términos de políticas de Estado. Se incrementaron las traducciones pedidas por Francia en casi un 50 por ciento. La idea de los editores franceses es publicar para el salón porque es el gran momento de exhibición de sus libros", detalló Lorenzo.

Desde su creación, este programa que subsidia la traducción de 150 obras argentinas anualmente con una suma máxima de 3.200 dólares cada una ya absorbió 704 solicitudes y, si bien hay clásicos de los siglos XIX y XX, una gran parte de los autores traducidos están vivos. 

Detrás de Cortázar y Borges, con 26 y 21 solicitudes, aparecen Ricardo Piglia, que obtuvo 17 traducciones y Claudia Piñeiro, con 15, dos de los 46 autores que dirán presente en el Salón del Libro. 
 
A ellos los siguen: César Aira; Roberto Arlt; Rodolfo Walsh; Liniers; Ana María Shua; Rafael Spregelburd; Bioy Casares; Eduardo Sacheri; Juan José Saer; María Rosa Lojo; Alan Pauls y Guillermo Martínez. 
 
"Creo -sostuvo Faillace- que el Estado argentino tuvo una deuda con sus escritores porque los reconocía después de muertos y hoy ya no. En este programa, la mitad la conforma gente de menos de 50 años que tiene la vida por delante para escribir y los estamos proyectando por el mundo. En esto sí podemos ser líderes".
 
Y, si bien las ficciones ganan terreno históricamente, en Francia, por ejemplo, la editorial franco-cordobesa Abra pampa "empezó a pedir obras de poetas del interior de la Argentina que nunca habían sido traducidos, lo que generó un incremento de poesía al francés fenomenal", contaron desde PROSUR. 
 
Párrafo aparte merece la ensayística local. "Hemos roto con la marginalidad en ese aspecto. Estamos incorporando a Latinoamérica al mundo con el pedido de traducciones de obras en torno a la ampliación de derechos civiles en Argentina", indicó Faillace, que remarcó el trabajo de los sellos universitarios nucleados en REUN con obras de pensamiento "que proyectan nuestra identidad". 
 
Así como hay temas como el matrimonio igualitario que ganan escanios en la palestra internacional, el papa Francisco se entroniza con sus biografías y discursos en diversas lenguas. 
 
Es en ese abanico donde aparecen, entre un variopinto cultural, "La razón de mi vida", la autobiografía de Eva Perón, traducida al vietnamita; la traducción del "Enigma de la calle Arcos", considerada la primera novela policial local publicada como folletín en los años 30 y las obras de Borges que ahora se pueden leer en idiomas rarísimos como el bikol y el tagalo, en Filipinas.

Luego de participar en ferias como Frankfurt y Guadalajara, la presencia del PROSUR en París significa "un piropo", dijo la embajadora porque "los franceses tienen el más importante de los programas de subsidio a las traducciones del mundo".  
 
"Que nos feliciten es como que un premio Nobel felicite a un escritor que hace poco escribe", comparó.  
 
Si bien Francia es el tercer país en cantidad de traducciones de escritores argentinos, detrás de Italia y Alemania, ese "orden se fue invirtiendo. Estoy segura que después de esta reunión con los editores franceses promovida por ellos mismos va a haber más argentinos traducidos", auguró Faillace, sobre el "efecto multiplicador" de este programa. 
 
Pero, además, el PROSUR no sólo llegará al Salón con mesas entre profesionales de la edición, sino que el 22 de marzo llevarán adelante "Una tarde especial con Cortázar", un homenaje al autor argentino más traducido, según las cifras del programa. 
 
Allí los escritores Luisa Valenzuela, Eduardo Sacheri y Andrés Neuman analizarán el impacto cortazariano y su vigencia alrededor del planeta; habrá lecturas en vivo de "El perseguidor" y el músico Néstor Astarita interpretará obras de Charlie Parker y los ocho tangos que escribió Cortázar. 
 
El cierre será de la mano de la cantante Susana Rinaldi, recientemente condecorada con la Legión de Honor Francesa junto a Quino y a Estela de Carlotto, que hablará con el público sobre su profunda amistad con Julio y sus años en París.  
 
"Nuestro deseo y vocación es que este programa pueda quedar consagrado mediante un decreto que lo deje como una política permanente del Estado nacional", precisó Faillace, sobre esta "niña bonita", como la llaman, de las políticas públicas culturales.  

 
"Nuestro gobierno ha hecho la mayor inversión en cultura de los gobierno argentinos que yo conozco en mi larga vida. Nunca se invirtió tanto en proyectar la cultura en el exterior. Nuestra cultura es marca país", agregó la embajadora.
 
"No podemos ser la séptima u octava economía en el mundo como hace 100 años, el mundo hoy es multilateral, más complicado y más duro. No hay posibilidad de vínculos políticos y comerciales fuertes si los pueblos no se conocen", concluyó Faillace sobre la importancia de un política cultural fuerte que proyecta cual Torre de Babel magnificada el imaginario literario nacional al mundo.  

Julio Cortázar, el escritor argentino más traducido en el mundo

Invitan a participar del Premio Vivalectura

E-mail Imprimir

Click para Ampliar

Junto a los preparativos para la vuelta a clases, las experiencias que promuevan el placer por leer tienen la oportunidad de participar del Premio Vivalectura, el concurso nacional organizado por séptimo año consecutivo por el Ministerio de Educación de la Nación y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), con la cooperación de la Fundación Santillana. Hasta el 17 de marzo de 2014 pueden presentarse proyectos que hayan estimulado y fomentado la lectura en distintos ámbitos como escuelas, bibliotecas, ONG y otros espacios comunitarios. Las propuestas serán evaluadas por el jurado que preside la escritora Laura Devetach.

Hay tres categorías para concursar: Escuelas, para experiencias desarrolladas en escuelas de gestión estatal y privada; Sociedad, para iniciativas de institutos de formación docente, universidades, organizaciones civiles con o sin fines de lucro, y bibliotecas; y Entornos Digitales, para las realizadas a través de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC). Además, hay una mención de honor para proyectos de empresas y una categoría especial para experiencias de lectura entre docentes.

Las categorías Escuela, Sociedad y Entornos Digitales tienen un primer premio de 25 mil pesos, un segundo premio de 8 mil y los finalistas reciben una biblioteca personal literaria y pedagógica facilitada por Alfaguara infantil y juvenil, Alfaguara adultos y el Ministerio de Educación.

El Premio Vivalectura fue creado por la Resolución Nº 649 del Ministerio de Educación de la Nación el 17 de septiembre de 2007, y presentado ese año por el Premio Nobel de Literatura José Saramago. Fue declarado de interés educativo y cultural por el Senado de la Nación en 2009 y de interés legislativo por la Honorable Cámara de Diputados de la provincia de Formosa, en 2010. Desde su lanzamiento hasta hoy, se recibieron más de 3.200 inscripciones desde todo el país, entre las cuales se distinguió a un centenar de experiencias ganadoras.

La inscripción es libre y gratuita y puede realizarse a través de Internet desde las siguientes páginas: www.premiovivalectura.org.ar, www.oei.org.ar, y www.educ.ar; o por correo postal a: Av. Leandro N. Alem 720 (C1001AAP) Buenos Aires.
CATEGORÍAS.

www.premiovivalectura.org.ar
premiovivalectura@santillana.com.ar">premiovivalectura@santillana.com.ar
Julieta Bentivenga, Coordinadora de Proyectos en Fundación Santillana
(5411) 4119-5000 Int. 2065 | Cel: 11.5810.8255

Invitan a participar del Premio Vivalectura

Convocan a aportar obras para actualizar las colecciones de la Biblioteca Nacional

E-mail Imprimir

A los efectos de actualizar las colecciones que la Biblioteca Nacional debe conservar en carácter de guarda, el gobierno provincial convoca a escritores, investigadores, instituciones, asociaciones, editoriales independientes a aportar ejemplares de cada obra publicada. En nuestra provincia, el Ministerio de Cultura y Comunicación como referente autorizado por la Biblioteca Nacional, será el encargado de facilitar los trámites para concretar los aportes. Se solicita a hacer llegar como mínimo, un ejemplar de cada obra publicada. Las obras podrán ser entregadas como donación, por canje con publicaciones de la Biblioteca Nacional o por compra. Para facilitar el trámite, en Entre Ríos las obras podrán ser entregadas en la Biblioteca Provincial.

Por otra parte, el Ministerio de Cultura y Comunicación, contribuye a aportar información a la Biblioteca Nacional sobre la producción bibliográfica local, regional y provincial, a través de la Biblioteca Provincial de Entre Ríos.

En los casos que el aporte se realice por canje con publicaciones de la Biblioteca Nacional o compra, los interesados deberán comunicarse con:

Departamento de Adquisiciones
Roberto Baschetti
Correo electrónico: robertobaschetti@yahoo.com.ar">robertobaschetti@yahoo.com.ar

Más información
Biblioteca Provincial de Entre Ríos
Alameda de la Federación 278 - Paraná
Teléfono: 0343-4224308
Horarios de recepción del material bibliográfico: lunes a viernes 8 a 12.

Convocan a aportar obras para actualizar las colecciones de la Biblioteca Nacional

Convocatoria a Premios Nacionales 2010-2013

E-mail Imprimir

Aclaración sobre las especialidades que concursanLa Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación lanzó la convocatoria de los Premios Nacionales de Cultura producción 2010-2013, destinados a la producción literaria, dramática, ensayística y musical. En esta oportunidad, se convoca a autores de Libro de cuento y/o relato, Guión para TV y radio, Ensayo artístico, Ensayo antropológico y compositores de Música sinfónica y de cámara. Las obras deben haber sido publicadas, estrenadas, representadas, editadas o exhibidas, entre el 2010 y el 2013. El plazo de entrega vence el 30 de abril de 2014.

Las obras deberán entregarse en Alsina 1169 2º piso (CP 1088), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de lunes a jueves, de 10 a 17.

En cada una de las disciplinas, los jurados podrán elegir tres premios y tres menciones:

Primer premio: 50.000 pesos en efectivo y una pensión vitalicia al momento de jubilarse, equivalente a cinco jubilaciones mínimas
Segundo premio: 30.000 pesos
Tercer premio: 17.000 pesos

Los jurados que tendrán a cargo la elección de los ganadores son:
Libro de cuento y/o relato: Pablo de Santis, Tununa Mercado, Elsa Drucaroff , Alan Pauls y Leopoldo Brizuela.

Ensayo antropológico: Héctor Hugo Trinchero, Rosana Guber, Sergio Visacovsky, Pablo Semán y Roberto Abinzano.

Ensayo artístico: Raúl Santana, Mauricio Kartún, Laura Malosetti Costa, Silvia Schwarzböck y Ezequiel Grimson.

Música sinfónica y de cámara: Ciro Ciliberto, Mario Benzecry, Guillermo Scarabino, Carlos Vieu y Marta Lambertini.

Guión para TV y radio: Sergio Vainman, Esther Feldman, Quique Pesoa, Héctor Larrea y Martín Bonavetti.

Las bases y el formulario de inscripción pueden consultarse y/o descargarse desde www.premiosnacionales.gob.ar/bases-e-inscripcion. Asimismo, los interesados pueden realizar consultas teléfonicas al 4382-5841 / 4813-4429 o por mail a premios.nacionales@cultura.gob.ar.">premios.nacionales@cultura.gob.ar.

Más información, en www.premiosnacionales.gob.ar.

Convocatoria a Premios Nacionales 2010-2013

Metegol se llevó el premio Goya a la mejor película de animación

E-mail Imprimir

Click para Ampliar

El film argentino Metegol, de Juan José Campanella, ganó este domingo el premio Goya a la mejor película de animación en la 28 gala de entrega de estos galardones del cine español. La película del argentino se impuso en las preferencias de los miembros de la Academia del Cine español a El extraordinario viaje de Lucius Dumb, Justin y la espada del valor e Hiroku. Defensores de Gaia. El film ganador, realizado en tres dimensiones, cuenta la historia de Amadeo, camarero de bar en un pequeño pueblo donde cultiva su gran pasión: un metegol en el que cada jugador tiene su propia personalidad y a cuyos mandos resulta invencible.

Su apacible vida da un vuelco cuando su rival de infancia, Exequiel Grosso, regresa convertido en una superestrella del fútbol y decidido a borrar "el único fracaso de su vida", una partida perdida contra Amadeo.

Megalómano y descerebrado, el crack Grosso se dispone a demoler el pueblo para construir el mayor estadio de fútbol del mundo, un proyecto contra el que Amadeo y su amiga Laura encontrarán un inesperado equipo de aliados: los pequeños jugadores del metegol que repentinamente cobran vida.

Los productores españoles y argentinos recogieron el premio en ausencia de Campanella en el centro de congresos Príncipe Felipe de Madrid, donde se desarrolló la gala de la 28 edición de los Goya.

La película abrió fuera de concurso en septiembre pasado el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde el director de películas como la oscarizada El secreto de sus ojos (2010) o El hijo de la novia (2001) explicó que "creemos que estamos en condiciones de competir a nivel mundial, existe un prejucio que este tipo de nivel tecnológico solamente existe en Hollywood y es bueno demostrar que en nuestros países también se puede alcanzar".

Metegol se llevó el premio Goya a la mejor película de animación

Murió el escritor y poeta Juan Gelman

E-mail Imprimir

El escritor, poeta y militante Juan Gelman falleció este martes por la tarde en el Distrito Federal de México a los 83 años, según informaron fuentes allegadas a la familia. El escritor, ganador del premio Cervantes en 2007 y autor de más de treinta libros, se encontraba internado en esa Ciudad en la que vivía hace más de 20 años y desde donde escribía una columna semanal para el matutino Página/12.
Además de su labor literaria, Gelman fue un exponente de la lucha por los derechos humanos. El 26 de agosto de 1976 fueron secuestrados sus hijos Nora Eva (19) y Marcelo Ariel (20), junto a su nuera María Claudia Iruretagoyena (19), quien se encontraba embarazada de siete meses. Su hijo y su nuera desaparecieron, junto a su nieta nacida en cautiverio. En 1978 Gelman supo a través de la Iglesia Católica que su nuera había dado a luz, sin poder precisar dónde ni el sexo.

El 7 de enero de 1990 el Equipo Argentino de Antropología Forense identificó los restos de su hijo Marcelo, encontrados en un río de San Fernando (Gran Buenos Aires), dentro de un tambor de grasa lleno de cemento. Se determinó también que había sido asesinado de un tiro en la nuca.

En 1998 Gelman descubrió que su hija había sido trasladada a Uruguay a través del Plan Cóndor, que vinculaba a las dictaduras sudamericanas y Estados Unidos, y que había sido mantenida con vida al menos hasta dar a luz a una niña en el Hospital Militar de Montevideo. A raíz de ello exigió la colaboración de los estados argentino y uruguayo en la investigación con el fin de hallar a su nieta. Gelman topó con la oposición a investigar del presidente de Uruguay Julio María Sanguinetti, con quien entabló un debate público, en el que volvió a ser apoyado por destacados intelectuales y artistas como Günter Grass, Joan Manuel Serrat, Darío Fo, José Saramago, Fito Páez.

En 2000, al mes de asumir el nuevo presidente de Uruguay, Jorge Batlle, la nieta de Gelman, de nombre Andrea (Andreíta la menciona el poeta en varios poemas) fue encontrada y Gelman pudo reunirse con ella. Luego de verificar su identidad, la joven decidió tomar los apellidos de sus verdaderos padres, para llamarse María Macarena Gelman García.

El secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, destacó hoy que Gelman integró el grupo de los que responden “a la mejor tradición de la literatura argentina", al tiempo que aseguró: "Su propia vida es un poema comprometido".

"Gelman responde a la mejor tradición de la literatura argentina. Su obra demuestra una relación profunda entre capacidad creativa, poesía, literatura y compromiso”, opinó el secretario de Estado en diálogo con el canal de noticias CN23 minutos después de que se confirmara la muerte del poeta.

Murió el escritor y poeta Juan Gelman

"La reina de las nieves y otros cuentos", de Andersen

E-mail Imprimir

Tres cuentos escritos por el dinamarqués Hans Christian Andersen se compilan en "La reina de las nieves y otros cuentos" un libro donde el autor, a pesar de la evolución de los tiempos, logra cautivar a grandes y chicos con sus historias.

La reina de las nieves", "El viejo farol" y "El sapo" son las narraciones que dejan al descubierto una imaginación tenaz profunda y asombrosa del escritor nacido en 1805.

"Esta es la historia de un duende malísimo, uno de los peores, tanto que podríamos pensar en el mismísimo diablo. Cierto día, el duende estaba muy feliz porque había inventado un espejo muy peculiar: todo lo bueno que se reflejaba en él se hacía pequeñito hasta desaparecer, y todo lo malo y lo feo se volvía enorme".

Este es el primer episodio que entrelaza las tres historias del libro -editado por Planeta- que cuenta que un día se rompió en mil pedazos y sus pequeñas partículas aparecen en los cuentos transformándolo todo.

El escritor y poeta Andersen (1805-1875) es recordado por sus cuentos para niños, entre los que se encuentran "El patito feo" y "La sirenita".

Proveniente de una familia humilde -padre zapatero y madre lavandera-  muchas veces tuvo que pasar las noches mendigando y durmiendo bajo los puentes de su ciudad, pero a pesar de eso mostró gran interés por la lectura.

Esa indómita luz llamada Charly García

E-mail Imprimir

El libro "No digas nada. Una vida de Charly García" -publicado en 1997 y reeditado en 2007- vuelve ahora a las librerías en una versión aumentada, donde su autor, el periodista Sergio Marchi, revisa sus años junto al compositor, pianista y cantante, nombre fundamental para comprender la historia del rock argentino.

La biografía, publicada por Sudamericana, es el resultado de un intenso período de la vida de Marchi, siguiendo los pasos de alguien aún más intenso: Carlos Alberto García Moreno, mundialmente conocido como Charly, extraordinario músico, letrista y melodista, autor de canciones que ya son parte de nuestra realidad cotidiana.

Marchi, especializado en la cultura del rock, siguió a todos lados entre 1993 y 1997 al autor de "Piano Bar" para plasmar los avatares de su carrera: sus comienzos en el hippismo con Sui Generis, el quiebre progresivo de La Máquina de Hacer Pájaros, la innovación que significó Serú Girán, y su consagración como solista.

Pero el libro no sólo da cuenta de la formación de esas bandas fundacionales del rock nacional, sino que se mete con el Charly más polémico: los excesos, las internaciones, las peleas, los reencuentros y las crisis de un artista total que hizo de su vida una obra atravesada por el amor, el dolor y la reinvención, que lleva más de 40 años de producción.

"Este libro es una experiencia propia, pero recién ahora lo puedo ver así; en su momento era simplemente lo que pasaba durante el día: desayunar, ir al diario, volver, llamar a Charly. Si estaba, me iba para su casa, estaba a una cuadra, cruzaba la calle y listo", cuenta Marchi a Télam.

Y explica: "Ahora que lo veo, el libro parece muy poderoso, pero no por lo que yo hice, sino por el libro en sí. Creo que los libros tienen vida propia. Con este me pasó algo que no puedo explicar. En principio yo quería ir escribiendo a medida que atravesaba cosas con Charly, pero me daba cuenta que no podía, chocaba contra la pared".

"Hasta que en un momento -continúa-, frente a la computadora, cuando recién salía Windows, me cayó la ficha. Fue un efecto dominó. En seis meses lo terminé, casi en trance. El libro es algo más grande que yo, no que Charly, pero sí es una parte importante de él. Es su biografía y él, un poco, la ningunea, pero eso es muy
típico de Charly".

Télam: ¿Cómo encaraste la biografía?
Marchi: En principio, me puse la camiseta del afecto, una camiseta que defendí enceguecidamente en ese momento. Ahora, en cambio, hay cosas que defiendo y otras que no. Mi mirada sobre Charly ha sido cada vez más crítica, y creo que él debe notar eso, y no le gusta, él prefiere la adoración total.
Este libro tiene una magia especial, cuando lo empecé no tenía ni idea de cómo hacer un libro, supuse que era como una nota, pero más larga, y así le metí. Mi idea era pasar tiempo con Charly y dejar que las cosas se fueran dando, no imaginé que se iba a manifestar con tanta fuerza.

T: ¿Se puede entender el rock nacional sin Charly?
M: Muchas veces se piensa que una figura del rock se circunscribe a su propio sistema solar, y no es así. El terreno del rock no es nada menos que la vida misma. El campo de acción de Charly es el rock, pero él también puede pintar, dibujar o hacer un libro-objeto como el que hizo, "Líneas paralelas".

T: Detrás de esa figura tan controversial, ¿hay un creadorsolitario?
M: Charly siempre me decía que le gustaba mi papel porque era, primero, el de testigo -después eso me quedó chico porque la vida me metió en un baile infernal con él-, luego el de traductor,  porque yo podía captar la intención de lo que quería decir en un balbuceo. Ahora, lo que puedo entender es que, después de la muerte de Spinetta, Charly se debe sentir mucho más solo.
A los dos nos pasó una cosa muy similar, a pesar de estar alejados. Además de Spinetta, se murió Badía, y eran personas muy importantes para los dos, por distintas razones. Spinetta era su compañero, ambos ocupan el lugar más importante del rock argentino. Y Badía era la seguridad, un tipo que te dejaba volar y te hacía el aguante desde abajo.

T: En el libro aparece una interesante reflexión de Charly que dice algo así como que "The Wall" de Pink Floyd es "Rasguña las piedras", pero después, ¿su búsqueda fue siempre conceptual?
 M: Lo de Charly es "constant concept": piensa en algo y enseguida piensa en qué va con ese algo. Eso es inherente a él. Es
un artista de raza, y creo que sigue teniendo grandes ideas, sólo que no quiere bajarlas a canciones nuevas, quizás por una cuestión de seguridad.

T: ¿Y cómo lo ves hoy a Charly?
M: Hoy lo veo por televisión, es otra cosa, muy diferente a las charlas íntimas. En un mano a mano con Charly te morís de risa.
Tengo 33 micros grabados por él hablando de música para un programa que yo tenía en Continental, y era muy divertido escucharlo hablar. El Charly que me gusta es ese, el que no busca justificarse, sino el que disfruta de la música.

T: ¿Cómo te fue con este libro?
M: Tuve recepciones muy buenas, muchos chicos que me dijeron que fue su primer lectura y que por él empezaron a leer otros libros. En algún punto, quise que fuera como los libros de aventuras de Emilio Salgari. Aunque sea mi único libro en primera persona, yo desaparezco, soy el lector.

T: ¿Hay una canción de Charly García para cada momento de la vida?
M: No sólo eso, hay una canción de Charly para cada momento de tu vida. Esa es la diferencia. En Charly está el genio, pero también, cuando se tropieza, aparece el otro, alguien que es un poco como vos y como yo. Siempre se reinventa, le explota todo alrededor, y el tipo, chamuscado, sigue adelante.

T: ¿Algún disco favorito?
M: "Clics modernos" (1983), me acuerdo que causó mucha controversia, pero no sé por qué. Fue una explosión de felicidad.
30 años más tarde, es un disco que le pasa el trapo a todos lo que salieron después de Charly y otros artistas. Ahí, García retrató como nadie el gran salto hacia adelante que significaba la democracia.

TELAM

Esa indómita luz llamada Charly García

Página 1 de 2